, Avena, la reina de los cereales, ¿cuáles son los beneficios de consumirla?, Alimenta y Cura

, Avena, la reina de los cereales, ¿cuáles son los beneficios de consumirla?, Alimenta y Cura

Este nombre no es gratuito para la avena, pues sus beneficios para la salud son múltiples por contener un alto contenido de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales, como hierro, fósforo, calcio y potasio.

Todo esto convierte a la avena en un alimento muy completo por sí mismo. ¡La cantidad de propiedades energéticas se equiparan, incluso, a las contenidas en la carne, leche o huevos! Pero, ¿sabías que existen varios tipos de avena que se pueden consumir?

Tipos de avena

Así es, este cereal cuenta con “varias presentaciones”; en principio, tiene una apariencia semejante al trigo y, como ocurre con todo cereal, la avena tiene una especie de cáscara que cubre los granos. Entre los tipos más comunes están:

Salvado de avena: Es la capa externa del grano de avena; esta parte concentra un alto valor nutricional por sus altos contenidos de fibra, minerales, enzimas y grasas no saturadas. Su consumo regula el tránsito intestinal, pues recubre el revestimiento de los intestinos y del estómago.

Copos de avena: Es la parte que resulta después de quitar la cascara al grano, de molerlo y de prensarlos. Puede encontrarse como copo de avena suave o instantáneo, sin embargo, contiene mayor cantidad de carbohidratos y menor fibra que el salvado.

Harina de avena: Se obtiene tras moler los granos de avena y lo mejor de todo es que conserva la mayor parte de sus propiedades. Se puede utilizar de la misma manera que la harina de trigo.

Leche de avena: En realidad se trata de leche vegetal a base de avena integral y agua. Por ser líquida, es muy digestiva y funciona muy bien para quienes son intolerantes a la lactosa.

Hasta aquí se han mencionado solo algunos de los beneficios de la avena, los cuales se magnifican según su presentación. Sin embargo, en los siguientes puntos ampliamos la lista.

Comer avena es bueno porque…

Reduce los niveles de colesterol

Al comerlo diariamente, los niveles de colesterol malo y triglicéridos se mantienen bajos. El alto contenido en fibra hace que el colesterol malo no se filtre a tu intestino; además de que limpia tus arterias, eliminando los depósitos de grasa acumulada.

Cuida tu salud mental y sistema nervioso

Una de las vitaminas más importantes para el buen funcionamiento de las células nerviosas es la vitamina B, y la avena posee una gran cantidad de ella, 0.56 mg, a diferencia del trigo que penas cuenta con 0.09 mg. Además, la carencia de vitamina B se relaciona con problemas de depresión y demencia.

Previene la aparición de caries

Mantener una sonrisa saludable es importante, por ello, la avena se vuele una opción más de consumo para evitar la formación de caries. En el caso de los niños que presentan dolor o molestia durante la aparición y desarrollo dental, ayuda a erradicarlo.

Aumenta tu rendimiento

Si tus actividades del día a día te dejan muy exhausto, piensa en incluir avena en tu dieta del día a día, pues con ella lograrás aumentar considerablemente tu capacidad energética, tal y como lo hacen los deportistas de alto rendimiento. Gracias a sus niveles de hidratos de carbono.

Te mantiene joven

Las avenantramidas son un tipo de antioxidantes que, además de combatir la oxidación celular, tienen un efecto regulador de la presión arterial y antiinflamatorio, debido a su acción en la dilatación de los vasos sanguíneos.

Procura tu piel

Utilizar la avena como ingrediente en mascarillas es como la cereza del pastel, pues no solo te sentirás bien por dentro, que es lo más importante, sino que también podrás mostrarlo por fuera. Al aplicarla sobre tu piel, notarás cómo se vuelve más elástica, mientras te protege de infecciones y se regenera.